Los procesadores escalables Intel® Xeon®.

 

Los procesadores escalables Intel® Xeon® son la base para una innovación centrada en los datos y le ofrecen innumerables posibilidades, particularmente a través de la seguridad basada en hardware de los procesadores y de las prestaciones de servicios flexibles. Soportan sin problemas las aplicaciones de alto rendimiento y sofisticadas, como los análisis «in memory», la inteligencia artificial, la conducción autónoma, la computación de alto rendimiento (HPC) y la transformación de redes, así como las infraestructuras de nube híbrida.

    Ventajas:
    Rendimiento para un reconocimiento más rápido.
    Implementación ágil de servicios para habilitar entornos multinube flexibles y escalables.
    Tolerancia a fallos con una seguridad mejorada por hardware para proteger sus datos

    Para poder ofrecerle un pequeño esbozo de los procesadores escalables de la 2.ª generación tan conocidos y exitosos hasta ahora, aquí le ofrecemos un pequeño resumen con los datos más importantes.

     

    Procesadores Intel® Xeon® Bronze.

    Los procesadores Intel® Xeon® Bronze son el mejor modelo de entrada para las empresas más pequeñas y un servidor de almacenamiento básico, especialmente gracias al rendimiento asequible y a las funciones de seguridad mejoradas por hardware. Además, cuentan con una escalabilidad confiable de hasta dos zócalos y soportan hasta seis núcleos.

     

    Procesadores Intel® Xeon® Silver.

    Los procesadores Intel® Xeon® Silver ofrecen un desempeño esencial, así como una velocidad de memoria mejorada y un uso eficiente de la energía. En comparación con los procesadores Bronze, cuentan con características de rendimiento mejoradas que son necesarias para las funciones básicas en los centros de datos. Soportan hasta 16 núcleos como máximo.

     

    Procesadores Intel® Xeon® Gold.

    Con una escalabilidad de hasta cuatro zócalos y hasta 18 o 24 núcleos, los procesadores Intel® Xeon® Gold están diseñados para las cargas grandes de trabajo. Cuentan con características de rendimiento mejoradas, una confiabilidad avanzada y tecnologías de seguridad de hardware a través de capacidades de memoria y velocidades más altas. Los procesadores Intel® Xeon® Gold están diseñados para centros de datos convencionales exigentes, cómputo en la nube y cargas de trabajo de redes y almacenamiento.

     

    Procesadores Intel® Xeon® Platinum.

    Los procesadores Intel® Xeon® Platinum de 2.ª generación son la base para centros de datos de nube híbrida constantes y flexibles. Están diseñados especialmente para la computación de alto rendimiento, la inteligencia artificial compleja, el aprendizaje automático, los análisis y las cargas multinube. Esto lo hace posible el desempeño de procesamiento de datos excepcional en sistemas con dos, cuatro y más de ocho procesadores. Además proporcionan un rendimiento extraordinario y el soporte del ancho de banda de memoria DDR nativo más alto de todas las plataformas Intel® Xeon®.

    La tecnología más avanzada con los nuevos procesadores escalables Intel® Xeon® de 3.ª generación.

    Las cargas de trabajo centradas en los datos, como la IA y los análisis, cada vez requieren más rendimiento de los servidores. La modernización de la IT acelera el desarrollo y la implementación y ofrece un rendimiento escalable y una infraestructura eficiente para su centro de datos. La infraestructura adecuada le puede ayudar a alcanzar todas estas innovaciones.

     

    Los procesadores escalables Intel® Xeon de la 2.ª generación cuentan con Intel® Deep Learning Boost (Intel® DL Boost). Esto acelera el rendimiento de la inferencia IA considerablemente, lo que le permite a usted y a su empresa ejecutar cargas de trabajo de inferencia exigentes en su infraestructura. Con esta tecnología se mantiene el nivel constante del rendimiento para que no haya deterioros.

     

     

    ¿Por qué decantarse por los procesadores escalables Intel® Xeon® de la 3.ª generación para la formación y la inferencia de IA?

    Las últimas innovaciones de los procesadores escalables Intel® Xeon® de la 3.ª generación combinan un rendimiento extraordinario por núcleo con hasta 224 núcleos de procesador por servidor de 8 zócalos, lo que los convierten en las primeras CPU «multiusos» que ofrecen e integran soporte de bfloat16. Se trata de una función Boost Intel® DL diseñada para acelerar y expandir significativamente la formación y la inferencia IA en comparación con los procesadores escalables Intel® Xeon® de la 2.ª generación.

     

    Se ha optimizado el rendimiento de los sistemas de IA favoritos para usar las funciones más innovadoras y, al mismo tiempo, maximizar el rendimiento de IA en los procesadores escalables Intel® Xeon® de 3.ª generación. Esto le ofrece opciones universales y económicas para expandir, maximizar y mejorar eficientemente su infraestructura de IT usando las últimas tecnologías Intel.

    Las ventajas y las características de las tecnologías Intel® dependen de la configuración específica del sistema y podrían requerir hardware y software habilitados o la activación de servicios. Las características de rendimiento varían según la configuración del sistema. Ningún producto o componente puede ser absolutamente seguro.

    © Intel Corporation. Intel, el logotipo de Intel y otras marcas de Intel son marcas comerciales o marcas registradas de Intel Corporation o sus filiales.