ES | Español
INFRAESTRUCTURAS HIPERCONVERGENTES.

Infraestructuras hiperconvergentes: gran rendimiento en espacios reducidos.

Más no siempre es mejor: las infraestructuras hiperconvergentes (HCI) lo confirman. Las infraestructuras hiperconvergentes son pequeñas unidades compuestas por software y hardware. Ejecutan tareas de red, almacenamiento y cálculo en espacios reducidos, ofrecen un alto rendimiento, consumen poca energía y apenas ocupan lugar. El software de virtualización administra el sistema y permite alcanzar un alto grado de convergencia.

 

Los sistemas hiperconvergentes están diseñados para determinados escenarios dedicados y, en la mayoría de los casos, son más eficaces que los sistemas de hardware estándar, pues los fabricantes los han optimizado para cargas de trabajo más específicas.

¿Tiene alguna pregunta acerca de las soluciones hiperconvergentes?

 

Simplemente escríbanos un correo a bechtle@bechtle.es o llámenos: +34 913 640-234.
Estaremos felices de ayudarle

 

ENVIAR EMAIL

La utilidad de las infraestructuras hiperconvergentes.

Para las empresas, la administración del entorno de TI supone gastos de dinero y tiempo. Por ejemplo, para la implementación de nuevos avances, deben realizarse cambios en el ámbito de red. Sin embargo, la administración de las soluciones de infraestructuras hiperconvergentes puede resultar más sencilla gracias a que estas se gestionan mediante softwares de virtualización. Además, estos sistemas optimizados le permiten reducir costes energéticos y pueden implementarse con gran facilidad o escalarse horizontalmente. De esta forma, se simplifica la gestión de la infraestructura informática y su empresa alcanza un nuevo nivel en materia de eficiencia energética.

Simplificar la gestión de TI.

Gestionar las TI de forma eficiente solo es posible si la arquitectura de su centro de cálculo funciona de forma transparente, fiable e integral. Con una infraestructura hiperconvergente, esto no será un problema. Sin embargo, también tiene la posibilidad de combinar su clásica estructura de TI actual con entornos hiperconvergentes. Además, si así lo requiere, podemos ejecutar su infraestructura hiperconvergente a modo de servicio gestionado.

Las ventajas de la hiperconvergencia.

Los sistemas hiperconvergentes simplifican aun más los entornos virtuales. Sus componentes están perfectamente combinados y se administran desde una consola central de manera uniforme. De esta forma, su empresa ya no tendrá que preocuparse de las tareas de concepción, configuración o implementación.

 

Al combinar los componentes de servidor, almacenamiento y red en un espacio reducido, se ahorran gastos derivados del cableado, el consumo energético o la ventilación.
Ampliar su capacidad es realmente sencillo: añada uno o varios sistemas HCI a su rack. Así, mantendrá un grado de flexibilidad que le permita hacer frente al futuro crecimiento del volumen de datos y las crecientes exigencias del rendimiento.

Lo mejor de todo: las soluciones hiperconvergentes hacen uso de las tecnologías de hardware más recientes y son compatibles con muchas aplicaciones. Están perfectamente preparadas para cumplir con las futuras exigencias dinámicas de su centro de cálculo.

 

Las ventajas:

  • Instalación y aprovisionamiento en menos de una hora
  • Configuración e implementación sencillas
  • Escalabilidad horizontal (en caso de ser necesario)
  • Ahorro de costes energéticos y espacio en el rack
  • Aptas para entornos virtualizados y no virtualizados
  • Soluciones preconcebidas diseñadas por numerosos fabricantes y para distintas cargas de trabajo
El centro de datos del futuro es virtual y está controlado por software. Le ofrece numerosas ventajas.
MÁS INFORMACIÓN