REDES DE CENTROS DE DATOS.
Español|ES

Redes de centros de datos: más sencillas gracias a la virtualización.

¿Cómo se puede simplificar la configuración y gestión de una red corporativa? ¿Por qué para algunas configuraciones se necesitan días u horas en lugar de minutos?

 

La implementación de recursos de red debe ejecutarse de forma rápida, sencilla e incluso automática. Gracias a las redes definidas por software (SDN) y la virtualización de las mismas, es posible virtualizar sus funciones y gestionarlas independientemente de la infraestructura subyacente. De esta forma, también es posible realizar configuraciones complejas en un breve periodo de tiempo.

¿Tiene alguna pregunta acerca de las redes de centros de datos?

 

Simplemente escríbanos un correo a bechtle@bechtle.es o llámenos: +34 913 640-234.
Estaremos felices de ayudarle

 

ENVIAR EMAIL

Conmutación de centros de datos: nuevos desafíos, nuevas arquitecturas.

Las crecientes exigencias profesionales de las empresas en cuanto a infraestructuras de red han llevado a la implementación de nuevas arquitecturas para centros de cálculo. Se caracterizan por su alta estabilidad, rendimiento y disponibilidad. Las redes de los centros de cálculo ofrecen programabilidad y gran compatibilidad de automatización. Además, funcionan a modo de espina dorsal para los entornos en nubes privadas e híbridas. En estos casos, es necesario disponer de resistentes switches de centros de datos que se ajusten a las exigencias profesionales de la empresa.

 

Los switches de gran resistencia para centros de datos ofrecen lo siguiente:

  • Altas densidades de puerto para cualquier banda ancha requerida (1/10/25/40/100 Gbps)
  • Latencias bajas
  • Gran disponibilidad y escalabilidad
  • Convergencia de ethernet y canal de fibra (ethernet, FC y FCoE en un único sistema)
  • Virtualización del switch
  • Automatización
  • Cloud readiness

Las infraestructuras de red deben cumplir con cada vez más exigencias. Hoy en día, los switches de centros de datos no solo deben ofrecer una cantidad de puertos y grado de rendimiento suficientes, sino que también es necesario que funcionen perfectamente en entornos automatizados y virtualizados. Obviamente, también tienen que ser seguros y garantizar un alto nivel de disponibilidad. En este contexto, la relación calidad-precio desempeña un importante papel.

 

Las soluciones elegidas deben ser asequibles (CapEx) y producir costes de funcionamiento bajos (OpEx). Nuevos conceptos como los centros de datos definidos por software o las soluciones de infraestructuras convergentes ayudan a reducir la complejidad en los centros de cálculo y a suministrar recursos de TI adaptados. El aumento del grado de automatización incrementa la eficiencia durante la ejecución de tareas rutinarias. Los cargos ejecutivos, departamentos y usuarios pueden confiar en el suministro seguro de los servicios de TI necesarios. El centro de cálculo se convertirá en la «central de servicios» de su empresa.

Simplificación gracias a modernas estructuras de centros de datos.

  • Eficiencia optimizada, movilidad simplificada para aplicaciones y servicios, así como comunicación transparente de extremo a extremo en centros de cálculo mediante herramientas de análisis y gestión
  • Acceso más rápido y eficiente a los recursos y optimización de su uso
  • Redes escalables y a prueba de caídas con un rendimiento predecible y complejidad reducida
  • Implementación mucho más rápida de aplicaciones (cargas de trabajo físicas o virtuales) gracias a la automatización de red, plataformas en la nube y la perfecta integración de herramientas de automatización y orquestación
  • Análisis sencillo de errores y solución de los mismos mediante una gestión centralizada
  • Suministro de servicios basado en directrices y, en consecuencia, demostración más sencilla del cumplimiento de los requisitos de seguridad y conformidad

Automatización de centros de datos y SDN: el nuevo centro de cálculo.  

El centro de cálculo del futuro es rápido, sencillo y ágil. Se caracteriza, sobre todo, por la virtualización de sus funciones. Las redes definidas por software (SDN) y la automatización ofrecen las ventajas más codiciadas por muchos de los departamentos de TI y favorecen la competitividad empresarial.

 

  • Configuración de flujos de trabajo y repositorios de recursos en cuestión de minutos
  • Tenencia múltiple
  • Virtualización y virtualización de entornos, operaciones y procesos
  • Estandarización de tareas y configuraciones
  • Staging (preparación) de tareas nuevas o repetitivas mediante modelos
  • Acceso a toda la infraestructura mediante una única interfaz
  • Optimización de procesos

La automatización en centros de cálculo.

La automatización aumenta la eficiencia en los centros de cálculo, pues muchas de las tareas repetitivas pueden editarse más rápidamente. Con ello, se ahorra tiempo y dinero. Además, gracias a la introducción de flujos de datos dedicados, se evitan errores. Las operaciones definidas por flujos de trabajo ayudan a establecer estándares y a ejecutar tareas más rápidamente. Para los entornos en la nube, la automatización es un aspecto aún más importante, ya que es el principio clave para el correcto funcionamiento de este tipo de soluciones.

 

SDN: Software Defined Networking.

Las redes definidas por software (SDN) ofrecen la ventaja de poder configurar componentes de red y definir directrices desde una ubicación central y disponiendo de una visión de conjunto. Ya no es necesario configurar dispositivos individuales porque, por lo general, mediante un único controlador central, se configuran y gestionan todos los dispositivos conectados (fabric). De esta forma, es posible representar diferentes grupos de usuarios (mandantes) en una infraestructura común. La tenencia múltiple permite un mejor uso de los recursos y las interfaces abiertas (API: Application Programming Interface) hacen posible su programación. Esto posibilita su integración en herramientas de orquestación de alto rango.

Gracias al enfoque «definido por software», los servicios pueden implementarse más fácil y eficientemente. Al mismo tiempo, se estandarizan y simplifican las operaciones y procesos de forma considerable.

La visibilidad total (en entornos virtualizados, por ejemplo) ayuda a las TI corporativas a cumplir con sus requisitos de cumplimiento y gobernanza de TI. La implementación y aplicación centrales de directrices válidas en toda la red del centro de cálculo simplifica la comprobación de estos entornos.

Las ventajas:

La automatización y las SDN permiten responder más rápidamente a las exigencias de las empresas. Las infraestructuras de tenencia múltiple garantizan el uso optimizado de los recursos existentes. Los repositorios de recursos aceleran la implementación de nuevas aplicaciones (cargas de trabajo) y el desbloqueo de componentes que ya no son necesarios. ¡Así es como se construye una estructura de TI ágil!
 
La automatización de flujos de trabajo estandarizados aumenta la eficiencia del funcionamiento y define los estándares corporativos. El funcionamiento y la gestión centralizada de redes de centros de datos mediante controladores SDN simplifican la configuración de los componentes y posibilitan la aplicación de directrices generales en materia de calidad del servicio y seguridad.